Todo comienza con los pensamientos

Por Alfonso Méndez

Me considero una persona defectuosamente pragmática. A todo le tengo que buscar una causa y una consecuencia. De ahí lo defectuoso. Esta forma “defectuosa” de entender las cosas me ha llevado a fascinarme por la ecuación SUCESO-PENSAMIENTO-EMOCIÓN. Esta ecuación sublime viene explicada en el modelo A-B-C de Albert Ellis, donde este esquema representa las reacciones…